Moto road trip a Valle de Bravo

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Si te gustan los deportes en la naturaleza, este post y locación, te va a interesar.

Un lunes sin pensarlo dos veces, armé la mochila con la lap, algunas ropas e instrumentos básicos de higiene personal. Tomé el tapete especial para sesiones de estiramiento y respiración yóguicas, dos pares de tennis (en caso de lluvia en el camino), una chamarra kitera de neopreno contra agua, un casco kitero de repuesto, una cámara fotográfica recién resucitada por un técnico queretano (que terminó por hacerme una limpia en ritual mixteco) y todo eso lo amarré a la moto para emprender camino desde el granja de mis padres situada en La Luz, Qro hacia las montañas de Valle de Bravo.

Deseoso de saciar a los sentidos y al espíritu con hermosos escenarios naturales, en este caso me dirijo hacia escenarios boscosos de colores verde, azul y café en su mayoría, escenarios llenos de altos pinos, cascadas y riachuelos, con olor predominante a encino.

El camino se va transformando poco a poco de un escenario más árido hacia uno más verde, fresco y frondoso.

Me ha tocado visitar en esta ocasión a valle de bravo en su inicio de la época de lluvias (mediados de junio) y es curioso el patron climatológico que sucede: todos los días por las tres de la tarde llueve. Es similar al efecto del viento termal en la costa de Yucatán, el cual sabes soplará una vez que se caliente a tope la tierra, es decir, a las 3 pm también. Sin embargo, todas las mañanas amanece despejado y húmedo, a medio día el sol calienta y la humedad sube a las nubes para después volver a descender en forma de lluvia.

Hay tanto por hacer en este pueblo mágico en cuanto a deportes y actividades en la naturaleza. Valle de Bravo, es conocido por ofrecer muy buenas condiciones para practicar el parapente, moto cross, bici de montaña, wake board, ademas de contar con el peñón, pared rocosa especial para aquellos escaladores y por supuesto su bello lago.

La primer escuela de parapente en México está situada aquí: Alas del Hombre y es en esta escuela que tomé el curso de Parapente en el 2015, gracias a mi querida amiga Agatha Lanz, quien a sido la llave de entrada para distintos deportes tal como el kiteboard y el parapente y con quien llegué a alojarme en esta ocasión en valle. Fotógrafa y videografa profesional, subacuática, área y de deportes extremos. Creadora de un proyecto llamado México desde el Cielo; el cual constó de volar en paramotor diversos estados de la republica mexicana y fotografiarlos desde el cielo, sobrevolando los lugares más recónditos de este país y fotografiándolos. Proyecto que les tomó un par de años realizarlo. Ella y su equipo han sido los primeros en crear un proyecto con estas especificaciones en México.

Agatha es una de esas personas en la vida en donde se reconoce con claridad una familiaridad en personalidades y tipo de vida. Al día de hoy, hemos logrado fortalecer nuestra relación pasando de una amistad a una hermandad.

Valle de Bravo fue un valle sagrado para las civilizaciones precolombinas. De hecho, su nombre original nahuatl es `Temazcalli´ que significa baños de vapor y `Tepetl´ cerro. Y es uno de los lugares donde se originó el ritual del temazcal. Se sabe que en el pasado las tribus indígenas acudían a este lugar como centro para realizar sus ceremonias espirituales.

En las montañas de la sierra Temazcaltepec, que es una continuación del nevado de Toluca, se encuentran betas de oro y plata.

Estos minerales son de alta conductividad, por lo que montaña que los alberga, montaña que tiene una fuerte conexión energética con la tierra, el cielo y más allá del cielo y funciona como transmisora y receptora de información universal y terrenal.

No por nada, vinieron a construir la gran Stupa Budista de La Paz en esta zona. Los monjes budistas construyen este tipo de templos en especiales territorios geográficos donde existe una alta canalización energética, además de construir sus templos a manera de antenas para potencializar la transmisión-recepción energética. Este tipo de templos se pueden observar también como una radiodifusora con sus antenas especiales para la transmisión y recepción de ondas radiofónicas.

Y una buena meditada en dicha estupa que se considera así mismo espacio sagrado, en cada visita a Valle es parte de mi ritual-rutinaria.

Además de todos sus atributos naturales que motivan a emprender actividades deportivas en Valle de Bravo gracias a este especial microclima de montaña y valle, ofrece alimentos sumamente frescos y naturales. Inclusive los podríamos llamar orgánicos campestres ya que las indígenas que venden en el mercado sus hortalizas, las cultivan a base de composta campestre.

Nada como unos sopes, huaraches o tacos con tortilla de maíz azul hecha a mano y sus deliciosos guisados auténticos mexicas.

En fin, para aquellos deportistas multidisciplinarios, Valle de Bravo es un pueblo muy bello, mágico y seguro, situado en el centro de México rodeado por hermosas montañas y bosques con una cuenca acuífera importante que seguro satisfacerá sus necesidades y deseos, así como su apetito después de sus aguerridas sesiones.

A gypsy kiters trip

After a lockdown of 2.5 months in the windy, dusty little town where we happened to experience this quarantine; we felt quite in need to

Read More »

Una cuarentena para quedarse

Y de pronto nos tenemos que encerrar y reducir significativamente la dinámica de vida a la que nos habíamos acostumbrado, aunque probablemente en este caso

Read More »
en_US