Días soleados en Scandinavia

Facebook
Twitter
LinkedIn
WhatsApp
Email

Después de terminar la temporada de viento y por lo tanto trabajo en Ikarus Kiteboarding, primer escuela de kiteboard en México; uno termina bastante desgastado y quemado por el trabajo directo en el agua, sol, viento e intensa dinámica que un club deportivo como este conlleva.

Normalmente después de esos meses de entrega a la labor de instructor de kiteboard en directo contacto con el intenso sol y humedad del caribe, mi cuerpo pide un clima más fresco y boscoso.

En esta ocasión tuve la oportunidad de ser invitado a Suecia por una bella amiga oriunda de una ciudad costera de dicho país. Suecia es parte del complejo escandinavo conformado por Noruega, Dinamarca y Finlandia. Mucha ilusión tenía de recorrer aquellos parajes y navegar sus mares y vientos.

Fue en junio del 2017 cuando arribé a Landskrona, Suecia, nombre que significa la tierra de la corona. Pueblo que se fundó en 1413 por el rey danés Eric de Pomerania. Dinamarca en su momento (1500´s), fue la corona principal de la cual se administraron los países escandinavos. Suecia, Finlandia y Noruega se fueron independizando de dicha corona alrededor 1800´s.

Desde que vas en el tren que cruza entre Dinamarca y Suecia, observas decenas de torres eólicas activas, rotando con bastante fuerza. Desde que pones pie en tierras de la costa sueca, sientes el viento frío, fuerte, presente.

Landskrona, poblado costero con gran historia de navegantes, dada sus buenas condiciones de viento y varios países cercanos y conectados por el mar báltico, muestra su costa llena de veleros y es ahí cuando reconoces que estas en un poblado de aguerridos navegantes vikingos, ya que el viento sopla fuerte y helado.

Algunos suecos tienen el gusto de contar con una cabañita de verano, la cual es bastante pequeña, de un solo cuarto, pero suficiente para compartir con una pareja. Completamente de madera, con el baño en el exterior y un gran jardín, característica principal de estas casas de campo, el cual la mayoría de propietarios trabajan como huerto.

Sólo se les tiene permitido habitar dichas cabañas en el verano, ya que no fueron diseñadas para su crudo invierno. El hecho de tener que salir de la casita para ir al baño, en aquellas temperaturas heladas no facilitan la vida en su época fría, con una temperatura promedio de -2oC y 9 días promedio de lluvia por mes.

En verano, para aquellas latitudes del mundo, el sol está presente en el horizonte hasta las 12 de la noche, alrededor del 21 de junio, que es el día más largo de su ciclo anual. Es todo un espectáculo observar los juegos de luz que causa el sol en la linea del horizonte a dichas horas. Le tomó a mi sistema biológico acoplarse a estos días interminables. Parece que la presencia del sol hasta la noche mantiene al cuerpo despierto y alerta; se vuelve difícil dormir antes de las 12 pm.

El poblado pequeño y medieval, cuenta con su antiguo castillo, que se ha transformado por los años en casa real, cárcel, escuela, etc.

La gente es muy tranquila, reservada y fría, probablemente demasiado para un latino mexicano. Además de que el pequeño Landskrona se caracteriza por se un lugar muy silencioso y calmado. Muy venerado por este cuerpo y cerebro latino después de todo ese ajetreo laboral e intensidad solar.

Fue alrededor de este poblado, donde tuve oportunidad de darme unas

buenas sesiones kiteras frías con mi dragón negro. Mi primer sesiòn en el mar sueco fue a las 10 pm, saliendo del agua a las 11:15 pm, no logrando navegar más con el cuerpo contraído por la baja temperatura del mar, aún y usando un wet suit 3:3, grosor mas que suficiente para cubrir los vientos norte que llegan al Mar Caribe en la época invernal con un mínimo de 20oC, temperatura ya fría para este kiter yucateco, pero grosor insuficiente casi insignificante para las bajas temperaturas del agua y viento que el verano entrega en esta costa del país scandinavo.

El mar del norte presenta un menor porcentaje de sal, al grado de que cuando sales de tu sesión sientes el cuerpo como cuando sales de un lago de agua dulce, casi no genera la necesidad de enjuagarte. Sin embargo, el baño con agua bien caliente e interminable después de la muy fría sesión kitera se convierte en la cereza al pastel, ya que para este cuerpo yucateco-caribeño acostumbrado a temperaturas del mar de

24-27 oC, no fue fácil aguantar más de 2 hrs

sesionando a temperaturas del agua alrededor de los 15 oC.

Sin embargo, los escenarios verdes, frescos, llenos de flores y grandes árboles fueron exactamente lo que necesitaban estos ojos y espíritu.

Al poco tiempo, surge la oportunidad de recorrer de costa este a oeste en moto.

Los ojos no se cansaron de visualizar esos campos verdes llenos de tulipanes y otros sembradíos como sorgo y trigo, en una carretera que en ningún momento se atravesó algún animal. Cruzamos de Landskrona a Simrishamn en 2.5 hrs, sintiendo el viento fresco y esa exposición al entorno que andar en moto conlleva.

Pude apreciar la parte rural de este país, en donde granjas y ranchos con sembradíos se dejan ver a lo largo de la carretera con sus grandes graneros principalmente, por lo que cultivadores son los suecos en esta parte sur de su país.

Después del express moto road trip, decidimos realizar otro road trip en esta ocasión en auto desde Landskrona hasta la ciudad capital de Suecia, Estocolmo.

Manejamos todo el tramo en un día, ya que desde Landskrona a Estocolmo son 580 kms.

Varios parajes verdes y bellos pasamos, paramos en una antigua ruina donde realizamos un picnic express, admirando la vista.

Al caminar por la capital sueca, me percato de la gran influencia que aún tiene la familia real en su cultura, economía e infraestructura. Todo es `royal´, es decir que desciende de las riquezas de la familia real.

La familia real cuenta con más de 10 palacios. Al ingresar a uno de sus principales en Estocolmo, quedé abrumado de la opulencia material en la que aún viven estas familias.

La habitación real, cuenta con la cama más grande que he visto en mi vida, con un tamaño aproximado de 3 m de ancho por 2.5 de largo, de hecho se requieren una pequeña escalera para subir a ella.

Dicho palacio cuenta con sus jardines reales, en donde sus ovejas salen a pastar todos los días y son cuidadas por un pastor y sus perros ovejeros altamente entrenados. Al ver los jardines en donde dichas ovejas se alimentan, pensé que deben haber hecho algo bueno en sus vidas pasadas para disfrutar de tales lujos.

Estocolmo en definitiva, ha sido una de las ciudades más lindas y atractivas que he visitado ya que está anclada a la orilla del mar báltico, en la costa este sueca y cuenta con 15 islas a manera de archipiélago. En cada isla encuentras casas grandes y lujosas, con sus botes y veleros anclados en el mar.

Además que la arquitectura medieval de la ciudad vieja con colores ocre y sus calles de adoquín, la convierten en un paseo muy agradable con sensación de la época medieval.

Después de recorrer y disfrutar buena parte de Suecia, me dirijo hacia Copenhaguen, ciudad capital danesa. La cual me dejó impresionado con su belleza, orden, limpieza y evolucionado urbanismo, así como su arquitectura antigua, medieval en perfectas condiciones. Recorrí toda la ciudad en una bicicleta semi eléctrica con gps, a todas horas del día y la noche y en ningún momento sentí peligro e inclusive en ningún momento vi alguna persona callejera con esa apariencia intimidadora y oscura. Una calidad de vida en esta ciudad que supera los límites de la mayoría de ciudades que he conocido.

Cuenta con unos jardines reales hermosos, donde la gente aprovecha para ir a caminar, correr, pasear a los niños, perros, realizar un picnic frente al castillo, etc. Pasé amplia parte del día en dichos espacios, admirando el detallado trabajo real de jardinería.

Esta ciudad sin dudas, se puede llamar también la ciudad de los palacios; que cantidad de edificios antiguos en perfecto estado y presencia arquitectónica majestuosa tiene.

Dinamarca fue la corona de Escandinavia entre 1534 y 1814.

Copenhagen, cuenta con su distrito libre verde. Antigua zona militar abandonada, la cual fue de pronto tomada por padres revolucionarios para que sus hijos pudieran jugar y hacer uso de ese espacio. El estado cede esa tierra de 34 hectáreas y toman posesión de el las familias que iniciaron el movimiento. Lo establecen como distrito autónomo y libre ante el estado de Dinamarca, causando confrontaciones a lo largo del tiempo, dado el interés de dicha comuna por mantenerse libres y autónomos y también por la apertura a la venta de drogas blandas (marihuana y hashis) por parte de sus comunitarios. Al cabo de un tiempo de confrontaciones y acuerdos entre el gobierno y la comunidad libre, en el 2012 deciden que los terrenos deben ser comprados por los asentados. Christiania se administra por la comunidad la cual se reparte los costos de agua, luz, gas y propiedad, de acuerdo al tamaño y consumo de su casa.

Todos los fines de semana del verano ofrecen conciertos gratis de música y el ambiente se pone a todo dar, dada la peculiaridad de ser un distrito libre.

Cuando caminas por este distrito libre y verde, se deja sentir ese aire de revolución, anarquismo y libertad.

Luego de Copenhagen y de sobrevivir un fuerte resfriado `scandinavo´, me dirigí a la capital de Finlandia, Helsinki. La ciudad más cara y pequeña en comparación a las otras capitales de Scania, visitadas. Con tan solo 5.5 millones de habitantes a total país y viviendo en Helsinki menos de 1.5 millón, estando ubicada también a la orilla del mar nórdico.

En esta ciudad capital, me hospedé con mi amiga yogui Jonnamonola, quien me recibió en su bello estudio de yoga, que funciona como casa también, situada en el mero centro de Helsinki.

Una de las tradiciones de los finlandeses, son sus baños de vapor. Tienen clubs con albercas y saunas alrededor de la ciudad y es un lugar común a visitar. Esta es una tradición ancestral para dicha cultura ya que se remonta a miles de años atrás. En varias casas puedes encontrar saunas pequeñas calentadas por estufas especiales. En las casas de campo, encontrarás en su mayoría saunas comunes, revestidas de madera, en donde introducen piedras calentadas por fuego a las cuales se les rocía agua para generar ese calor cálido. Los finlandes son bastante discretos y reservados entre si, pero al entrar a un sauna la calidez aumenta, así como la platica y convivencia.

En fines de semana, el mercado de comida se establece en el muelle central, ofreciendo variedad de alimentos pero su fuerte es el salmón, las papas y las fresas.

Lo curioso de Scandinavia, es que en los pocos días soleados que les regala el verano, todo mundo sale al parque después del trabajo, se quitan la ropa y asolean, hacen reuniones y asados portátiles. Es curioso observar a gente saliendo de sus trabajos, dirigiéndose con ansiedad al parque y encuerarse inclusive quedando en ropa interior para aprovechar el sol. Dada la poca cantidad de luz solar que se logra en esta parte del mundo, verano significa para ellos, aprovechar al máximo la luz y cargarse de vitamina d.

Por cierto, algo que disfruté mucho en esta zona del planeta, fueron sus deliciosos vinos orgánicos, quesos y fresas. Trio ideal para un picnic de calidad a la orilla del frio mar nórdico, acompañado de una bella amiga.

A gypsy kiters trip

After a lockdown of 2.5 months in the windy, dusty little town where we happened to experience this quarantine; we felt quite in need to

Read More »

Una cuarentena para quedarse

Y de pronto nos tenemos que encerrar y reducir significativamente la dinámica de vida a la que nos habíamos acostumbrado, aunque probablemente en este caso

Read More »
en_US